8 jul. 2013

Reseña: Superman Hijo Rojo



-¿Por qué no metes todo el mundo en una BOTELLA, Superman?


Os presentamos la reedición de ECC de la obra de Mark Millar, con dibujos de Dave Johnson y Kilian Plunkett. Una miniserie en tres números con un dibujo y una estética que recuerda a la propaganda soviética.

¿Que pasaría si el hombre más fuerte del mundo hubiera aterrizado en la Unión Soviética en vez de en los Estados Unidos de América? ¿Seguiríamos teniendo miedo del bloque del Este? ¿Sería la revolución comunista un motivo de esperanza para todo el mundo?
A estas preguntas trata de responder Mark Millar en esta ambiciosa historia que empezó a escribir en 1995.


Un superhombre con una ideología, el comunismo, y aliado de Stalin. El arma definitiva para imponer la Unión Soviética en el mundo. ¿Quién podría competir con alguien que vuela, es más rápido que la luz,...? Todos viviríamos bajo el yugo marxista, sin libertad, sin comida, sin propiedades...
Pero... Imaginaos que todo funciona. El desempleo desaparece, la pobreza y el hambre pasan a ser algo de otra época; todos son felices bajo la atenta mirada del SuperGran Hermano. ¿Hasta qué punto es justo que un ser de otro planeta, casi un Dios dicte el destino de todos nosotros? ¿No es precisamente contrario eso a la doctrina marxista? ¿No atenta contra el principio fundamental del marxismo: todos los hombres son iguales?

Pero como en todas las buenas historias, hace falta una Némesis. Alguien del nivel del ¿héroe? protagonista, que pueda luchar con él en igualdad de condiciones. Vemos a un Lex Luthor diferente, no es un villano que trata de hacerse millonario, dominar el mundo... Aquí es contratado por los Estados Unidos para vencer a Superman, la amenaza del mundo libre.
Curiosamente siguen un esquema similar. Luthor va creciendo en popularidad, ofrece soluciones, mejora el país... Y se convierte en el Presidente Luthor. Estados Unidos pasa de ser un país pequeño, destruido, a convertirse en un nuevo faro de esperanza.
¿La diferencia? Superman es un hombre con principios, con ilusiones... Solo quiere hacer el bien... Para la mente brillante de Lex Luthor todo es un juego de ajedrez donde tiene que ganar a toda costa.

Superman Hijo Rojo es una novela gráfica con un montón de referencias y que podía haber sido propaganda de las barras y estrellas. Pero como dice Tom Desanto en la introducción de esta edición, Mark Millar no es un 'guionista menor' y no hace una historia con blancos y negros: 'gracias a Dios que su color favorito es el gris'. Afortunadamente.


Ángel G Ropero
--
El Bunker
Los lunes de 17.30 a 19.00 en Radio Ritmo Getafe y siempre en el podcast.