17 feb. 2014

Firma Invitada: 'Nos queda tanto por leer... y tan bueno...'

Nos queda tanto por leer… y tan bueno…
Por Javier Fernández
Me preguntan de manera habitual cómo soy capaz de realizar semanalmente tres programas radiofónicos dedicados casi en su totalidad al mundo literario y la mayor parte de las veces no sé muy bien qué contestar, porque no sé qué le parece a quien pregunta tan complicado, la verdad.

En una ocasión incluso me llegaron a preguntar: “¿Pero hay contenido para hacer tres programas de literatura en una semana?, ¿cómo rellenas las casi seis horas de radio semanales?” Aquél día me quedé pensando antes de contestar, supongo que hice alguna alusión más o menos simpática, puede que hiciese alguna broma y es probable que, como de costumbre, le quitase hierro al asunto de que alguien crea que es preciso “rellenar” cuando se habla de radio y literatura. Porque a veces a uno le entran ganas de gritarle a alguien que no tiene ni idea, que es un ignorante y que es… bueno, esto me lo callo mejor, pero claro, ignoramos tanto nosotros mismos que ¿cómo le vas a llamar ignorante a quien te pregunta? Es verdad que, y aunque esto sea divagar y no venga al caso, bueno, aprovecho y lo meto en este artículo, hay muchas personas que piensan que la radio es un elemento de “relleno” y si encima habla de libros… pues eso, una, quizá, buena pieza de fondo… venga, a lo que iba, que me voy por las ramas. Pues eso, que me quedé pensando y mirando a ese preguntador osado y me pregunté a mí mismo si podría resultar interesante cogerle por la solapa de la camisa, arrastrarle de los pelos o gritarle cuatro frescas antes de llevarle hasta un lugar en el que pudiese contemplar por sí mismo la inmensidad de títulos que uno no tiene tiempo de poder incluir en esas escasas seis horas radiofónicas que tengo a la semana. Puede que incluso haciendo eso, estuviese perdiendo parte de mi precioso tiempo.




Mi primera intención al poner en marcha un proyecto radiofónico como Castillos en el Aire (allá por 2007 o 2008) era la de contar con un pequeño espacio en el que comunicar las actividades y propuestas culturales que veía crecer a mi alrededor. No sé, asociaciones, grupos de teatro o escritores incipientes, lo que ocurre es que de la inconsciencia a la locura va solo un peldaño y se me ocurrió que podría estar muy bien incluir libros entre los asuntos de los que hablaríamos en nuestro programa… y esto se convirtió en una pequeña bola de nieve que empezó a crecer y crecer y crecer… y que en alguna ocasión ha llegado a arrastrarme montaña abajo, aunque por regla general la controlo bastante ¿bien?

Y claro, aquí llega la locura, porque uno no tiene ni repajolera idea (y aquí hablo de mí) de cuántas editoriales, escritores, asociaciones, actuaciones solidarias, festivales, ilustradores, traductores… y demás personal hay en este oceanográfico mundo de la literatura. Es a día de hoy y me sigo descubriendo un ignorante en este universo. Además, está el tema de recordar cuando uno empezaba, los primeros invitados que tuvimos fueron jóvenes ganadores de concursos locales de cuentos y/o poemas, autores noveles, amigos… y hoy, seis temporadas y más de doscientos programas después, realizadas algunas entrevistas de relumbrón y contando con todo tipo de colaboraciones editoriales, no puede uno olvidarse de cómo empezó en esto de hacer radio y seguimos llamando e invitando a muchos amigos, a muchos autores noveles y a ganadores de concursos de poesía y/o relato locales, ¡faltaría más! A todo esto podéis sumarle las noticias literarias que surgen día tras días, las presentaciones literarias, los concursos, las actividades… y os daréis cuenta, lo difícil no es “rellenar” seis horas de radio a la semana, sino decidir qué es lo que sí puede entrar en los programas y qué es lo que, desgraciadamente, hay que descartar o posponer.


El trabajo es intenso, por supuesto, porque tenemos una regla, entrevistar solo a autores que hemos leído de antemano (a veces, nos hemos visto obligados a leer algunos libros solo en parte o a aventurarnos en entrevistas en las que vamos “a ciegas”), aunque, y esto lo digo yo porque ya no tengo abuela y si no lo cuento yo, lo mismo no os lo cuenta nadie, somos un equipo honesto, tanto, que en ocasiones tenemos que posponer algunas entrevistas que nos encantaría hacer de inmediato, por lo menos hasta el momento de haber leído los libros en cuestión…

Este es un proyecto que sigue creciendo, una de las ideas primigenias era la de hacer un programa diario… el proyecto se modificó ligeramente, supongo que esto ya lo sabéis de sobra. De Castillos en el Aire nació Menudo Castillo, para dar cabida a la literatura infantil y la juvenil, y algo más tarde, tuvo que nacer La Biblioteca Encantada para, por lo menos, poder incluir otro libro y otro escritor a la semana. La verdad es que, en ocasiones (realmente cuando no estoy escribiendo guiones y no miro el reloj ni el calendario con preocupación por no llegar a tiempo a las citas programadas, porque, sin ánimo de divagar, ésa sería otra), pienso que seis horas de radio semanales dedicadas a la literatura se quedan muy, pero que muy cortas, ¿no os parece? ¡Y además están bastante mal pagadas por regla general!

Menudo Castillo
Así que, ¿Que cómo puedo hacer tres programas de radio dedicados a la literatura a la semana? Pues leyendo muchísimo, haciendo muchos amigos y, desgraciadamente, descartando muchísimas aventuras de lo más interesantes. Y como decía en el título del artículo (más o menos, no me seáis puntillosos), hay tanto por leer aún… y tanta gente que conocer…

Porque esa es otra historia, pero parafraseando de nuevo, será contada en otra ocasión.

PD. Ya sé que me voy de madre y que el artículo está quedando largo de narices, pero me gustaría dejaros con una reflexión a modo de títulos: Apalabrados, La Estación Azul, La Rosa de los Vientos, El Búnker Z (anda que si no lo pongo…) y tantos y tantos otros. Todos hablan de literatura y todos de un modo diferente y todos (muchas copulativas ¿no?) tienen tanto que contar y tanto que descubrirnos…

Javier Fernández es Director de Castillos en el Aire



--
El Bunker
Los lunes de 17.30 a 19.00 en Radio Ritmo Getafe y siempre en el podcast.