2 abr. 2014

El Final de Cómo conoci a vuestra madre

Como conocí a vuestra madre



Al fin ha llegado el último capítulo de Como conocí a vuestra madre (CCVM). Nueve temporadas y más de 200 capítulos de una serie que ha conquistado a muchos y nos ha acompañado a todos durante nueve años, haciendonos reír y, claro, también llorar. Y eso es algo especial.

Esta semana la CBS ha finalizado la serie con un capítulo doble que pone, desgraciadamente, punto y final, a una de las mejores sitcom de la década. Decimos adiós a Marshall (Jason Segel) y a Lily (Allyson Hannigan), la pareja perfecta, capaz de aguantar todos los embates de la vida; a Ted (Josh Radnor), eterno romántico que nos ha regalado tantos buenos -y más de uno malo- momentos a lo largo de nueve temporadas; y a Barney (Neil Patrick Harris) y a Robin (Cobie Smulders), la sorprendente pareja que se hizo con la serie en las últimas temporadas. Y claro, decimos adiós a la madre (Cristin Miliot), la gran incógnita, al fin resuelta.

Este artículo lo llevo pensando algún tiempo porque es normal que, cuando una serie se alarga tanto, lleguen toneladas de críticas sobre que ha perdido el norte, que solo la alargan por el dinero, perdiendo por el camino fans y contando historias cada vez menos interesantes... En el caso de CCVM, la crítica más generalizada ha sido siempre que dónde estaba la madre, que porqué no salía ya, que la serie se llama 'Como conocí a vuestra MADRE'... Críticas que, en mi opinión, son absurdas.

CCVM ha sido una de las mejores sitcoms de los últimos años. La CBS la estrenó en 2005 con unos actores muy jóvenes y más o menos desconocidos y que, poco a poco, se hicieron un hueco en el corazón de todos. La trama era muy sencilla Ted Mosby cuenta a sus hijos la historia de cómo se encontró a su madre, se enamoró y se casó con ella.
Es una serie que ha ido dejando secretos y perlas a lo largo de las temporadas y que se van resolviendo poco a poco. Si una cosa hace a CCVM tan destacada como sitcom es la mitología interna que ha ido creando, las bromas privadas y la coherencia. Es poco habitual que una sitcom, con sus capítulos auto-conclusivos, tenga una unidad y se enlacen los capítulos y las historias como ocurre aquí. Sí, se vuelve al pasado y se tienen en cuenta cosas que ocurren. Pero que en el capítulo 9x19 hagan referencia al mote de Barney en el capítulo 2x07 es algo que no se ve normalmente. O también la historia del cumpleaños de Ted y la cabra; la piña; el trabajo de Barney, etc Pequeñas perlas que recorren toda la serie y que provocan una sonrisa en los fans desde sus primeros capítulos.


La madre.
Quiero dedicar un momento al tema de la madre. La serie se titula 'Como conocí a vuestra madre' pero casi desde el principio la serie va de otra cosa, algo que poca gente supo ver. Desde el primer momento, el narrador nos presenta a las personas que serán más importantes en la vida de Ted: sus amigos. Son ellos los que le apoyan cuando está mal, los que le acompañan, los primeros que escuchan sus anécdotas... CCVM es una serie sobre la amistad. Y lo demás no importa. La serie no habla de la madre de los hijos de Ted, habla del camino, del recorrido que Ted y sus amigos hacen desde que aquel se da cuenta de que tiene que encontrar a la elegida... hasta que lo hace. Porque, señores y señoras, CCVM es una serie sobre la madurez.


En el capítulo 8x24 se producía uno de los momentos más esperados de la serie (aunque para ser sinceros, yo esperaba más la última bofetada de Marshal a Barney): aparecía por primera vez la famosa madre. Y la encargada de darle vida y, por fin, cara, era Christin Milioti.
Durante la serie se ven detalles del personaje, sobre todo desde la tercera temporada. En el capítulo 3x01, Barney y Ted celebran el Día de San Patricio, fiesta en la que también estuvo la madre. En ese capítulo, vemos el icónico paraguas amarillo que pertenece a la madre y que Ted usará para poder marcharse. Posteriormente, Ted empezaría a salir con la compañera de piso de la madre (Rachel Bilson) y lo dejarían porque a Ted le encantan todas las cosas de la casa, pero no las suyas, ¡sino las de la compañera! Además, se ve al final el tobillo de la madre y Ted deja olvidado el famosos paraguas amarillo (5x12).

Así, en varias ocasiones más hasta ese 8x24. Durante la novena temporada, los diferentes protagonistas van conociéndola, se ven flashforwards de ella junto a Ted, y, en el episodio 200 de la serie, el 9x16, vemos el punto de vista de la madre. Un capítulo intenso donde se nos cuenta su historia, paralela a la de Ted, algunos de sus amigo, y algunos momentos buenos y malos, con un final amargo.
Y, por fin, en el capítulo doble Last forever, se ve cómo se conocen y descubrimos su nombre. Además, sin entrar en spoilers, se ven diferentes etapas de su vida: los niños creciendo, la boda, etc También nos cuentan cómo el grupo ('the gang', en VO) se reúne en varios momentos y, al final, aparece un Ted encanecido frente a sus hijos y se desvela el motivo de contarles todo esto: ¿por qué les cuenta esta historia?

El final.
Nueve años ya y, la verdad, para nada podía esperar este final. Trastocan todo lo que se creía conocer sobre la serie y, aunque es verdad que más de uno se olía algo así, no deja de ser sorprendente.
Los creadores llevan diciendo tiempo que el final ya estaba planeado, (ese hecho se demuestra al ver cómo las escenas de los hijos fueron grabadas hace años, para evitar que crecieran), pero da la sensación de que han querido contentar a varios tipos de fans.
Hay, además, un cierre para cada historia. Marshal Ericksen se convierte en juez y tiene sus hijos con Lily Aldrin. Robin Scherbatsky se convierte en una afamada reportera. Ted encuentra a la mujer de sus sueños. Y Barney... bueno, Barney es Barney.

El final ha dejado cabos sueltos, como la historia de la piña o qué pasa con la madre de Ted, pero todo lo importante ha sido resuelto. Es un final agridulce, como no podía ser de otro modo, donde los amigos se reúnen y celebran sus nueve años, con anécdotas, flashbacks, cervezas, visiones del futuro y muchas cosas legendarias.

Conclusión.
Mi opinión es que el final no ha sido todo lo que podía haber sido. No le falta ni le sobra nada. Es difícil hablar de él sin hacer spoilers y solo añadiré que dos de los cierres dejan mal sabor de boca. En parte uno de ellos se puede entender como comprensible e, incluso, lógico, viendo el devenir de la serie. Pero el otro, está de más. Es hacer daño por hacer daño.

El capítulo ha sido brillante, pero lo han estropeado en esos cinco últimos minutos y sé que no voy a a ser el único que piense lo mismo.



Hasta siempre, Cómo conocí a vuestra madre, quedas en el recuerdo.

--
El Bunker
Los lunes de 17.30 a 19.00 en Radio Ritmo Getafe y siempre en el podcast.