15 jun. 2014

Firma Invitada: "Batman, sinfonía de un héroe"

BATMAN, 
SINFONÍA DE UN HÉROE
Por Dani Maverick


Hablar sobre bandas sonoras es complicado. Es como pedirle a un fanático del fútbol que te hable sobre los mejores jugadores de la historia, o a un profesor de historia sobre las guerras que han marcado al mundo. Como os digo, complicado, pero si ya los chicos de El Búnker te piden hacerlo en un espacio reducido para ser su firma invitada, te ponen en un compromiso.

Empecemos hablando de la primera de las primerísimas, es decir, la estrafalaria pero memorable banda sonora de la serie de TV de los años 60, la homónima Batman. En esta ocasión, contó con las batutas de Neal Hefti (de quien se atribuye el mítico tema del ¡¡¡¡NA-NA-NA-NA Batman!!!!), Warren Barker, Nelson Riddle y Billy May (este último a partir de la tercera temporada). Una banda sonora como digo, divertida de escuchar y muy, pero que muy animada para un serial como el que era en esos años el que protagonizaba el Caballero Oscuro. Aunque su pleno símbolo del miedo a los malechores estaba solo por llegar.


En 1989 Tim Burton sorprendió al mundo con la nueva visión del Hombre Murciélago con su película Batman. Además de contar con el “artista antes conocido como Prince” para componer una selección de temas para la película (del cual existe disco propio solo con esos temas, tanto en CD como en vinilo), Danny Elfman fue el encargado de dar trasfondo musical a nuestro héroe. Bajo temas en su mayoría de piano y tétricos, a cada cual más estilo Burton, consiguió que la música del hombre murciélago cobrase la importancia que se merecía.

Tres años después volverían el dúo dinámico de director y compositor para ofrecer la lúgubre y más siniestra, si cabía, Batman Returns. En esta ocasión, la composición de Elfman cobraba un tono más siniestro y juguetón a la vez, personificando la música en los villanos del Pingüino y Catwoman. Pieza entrañable, que además contó con el tema Face to Face de Siouxsie & The Banshees como cierre de disco.


En 1995 cambiaron los tornos de la saga de Batman. En esta ocasión, con Joel Schumacher en la dirección, se nos presentaba Batman Forever en pantalla. El principio de la entrada al infierno para muchos. Pero olvidemos por un momento lo risible de la cinta, y pasemos a la banda sonora. Elliot Goldenthal ofrece una selección muy interesante para esta cinta, como si nos sumergiésemos dentro de un ambiente musical de Gotham City Noir, a la par de una presentación ambiente con estilo de los villanos Dos Caras y Enigma.

Dos años después, repetirían tándem de compositor y director, con Batman & Robin. Más risible si podía presentarse como tal, y la composición, al menos a mi juicio, tampoco es que ayudase mucho. Goldenthal recurrió a muchos temas base de la anterior película, dando pie a pocos cambios, salvo en los momentos clave de los villanos, como las melodías paradisíacas de Hiedra Venenosa o la melancolía de Mr. Frío.

Hay que destacar que en estas dos últimas películas, sin contar con el disco de Prince de la cinta del ’89 de Burton, cuentan con un disco de canciones de diversos grupos. El clásico soundtrack, vamos. Solo que la mayoría de temas no llegan a ser usados más que en los créditos finales y poco más, como Kiss From a Rose de Seal o Nobody Lives Without Love de Eddi Reader en Batman Forever, o Foolish Games de Jewel o Moaner de Underworld en Batman & Robin.

Sin embargo, el caballero empezaría a renacer en 2005, cuando Chistopher Nolan empezó su ambicioso proyecto con Batman Begins. Junto a dos grandes de la partitura como James Newton Howard y Hans Zimmer que compusieron toda una oda para el caballero de la noche, desde sus orígenes privilegiados como niño rico de Gotham, pasando por la dureza que vive alrededor del mundo, hasta su regreso a la ciudad. Preciosa, además de digno de mención el tracklist, el cual está compuesto de nombres en latín de diversas especies de murciélago, entre las iniciales de las centrales puede leerse el nombre de nuestro héroe.

En el 2008 apareció la por muchos recordada obra póstuma de Heath Ledger en pantalla en su papel de El Joker. Nolan volvió a contar con el dúo dinámico. Si bien en la anterior obra habían trabajado codo con codo, en esta ocasión, Newton Howard se encargó de los temas relacionados con el trío amoroso de Bruce Wayne, Rachel Dawes y Harvey Dent, además de los propios de la dualidad de este último como Dos Caras. Mientras tanto, Zimmer dirigió la esencia de El Joker en pantalla, además de los momentos de angustia y acción de Batman. Digna de mención, e indispensable dentro de la saga.

Y cuatro años después, llegó el cierre de la trilogía, en esta ocasión con Hans Zimmer como único al mando (pilló a su compañero con muchos trabajos pendientes, además de declarar que sentía que Zimmer y Nolan se entendían mejor ellos solos para la obra). Nos llegó una compilación de 15 temas muy variados. Van desde la anarquía de Bane, hasta la seducción de la mujer gato; desde la caída del hombre, hasta su renacer inesperado. Solo os digo que si no habéis visto esta película, es una banda sonora que merece ser escuchada antes de verla (bueno, como casi todas en general).


Y ahora hablemos de series. En la serie de mediados de los 90 Batman, Shirley Walker, junto a Lolita Ritmanis, y diversos compositores, ofrecieron una gran pieza para esta serie tan emblemática, incluyendo a la par las diversas películas animadas que correspondían como un capítulo largo de la misma (véase La Máscara del Fantasma por poner un ejemplo). También tenemos la serie de Batman Beyond en el ’99, con el mismo tándem de compositores, aunque con el mayor de protagonismo en sus filas de Kristopher Carter (el cual compuso íntegra la película relacionada con la serie, El Regreso del Joker).

Después de eso, también tenemos diversas películas aisladas, basadas directamente en los cómics. Sin entrar a analizar demasiadas, tenemos Bajo la Capucha Roja y las dos entregas de El Regreso del Caballero Oscuro, ambas compuestas de forma memorable por Christopher Drake. Está la más reciente Son of Batman, del cual la composición de Frederik Wiedmann pasa bastante inadvertida. Y como gran proyecto de grupo, Batman: Gotham Knight, la película de 6 cortometrajes transcurridos entre Batman Begins y El Caballero Oscuro. En esta ocasión colaboraron juntos en una gran pieza Christopher Drake, Robert J. Kral, y Kevin Manthei.

Y por último, pero no menos importante, hay que destacar el trabajo de las bandas sonoras de Batman en el mundo videojueguil. Si bien es cierto que en los juegos basados en las películas se usaron directamente piezas del film al que representaban, la saga de Arkham cuenta con una composición propia excelente. En Arkham Asylum no se llegaría a comercializar el disco, pero con Arkham City la cosa cambió. De manos de Nick Arundel y Ron Fish llegó una selección musical magistral digna de mención en cualquier banda sonora de videojuegos. Del mismo modo, se puede hablar de Arkham Origins, donde Christopher Drake no se queda corto ofreciendo lo mejor de sí. Como si de una película se tratase, ambas bandas sonoras sumergen al jugador de lleno en la historia del videojuego.

Y poco más que comentar sin llegar a entrar en profundos detalles. Para más información, activen la batseñal del edificio de la GCPD en una noche de peligro. Les ha hablado Dani Maverick, desde las entrañas de Gotham City.
Dani Maverick es locutor.
--
El Bunker
Los lunes de 17.30 a 19.00 en Radio Ritmo Getafe y siempre en el podcast.