5 feb. 2015

Hiztoriaz de la Hiztoria: Dossier #1

Ha llegado a nuestras manos una información que nadie más conoce. Normal si tenemos en cuenta que nuestros conciudadanos avanzan empujados por un hambre voraz y no tienen tiempo de leer documentos secretos por muy jugosos que estos sean. Más jugosa es la carne del mensajero, piensan mientras se alimentan de sus entrañas. Pero no nos desviemos: los documentos secretos que hemos recibido han llegado a nosotros gracias a la labor de un valiente soldado que pereció antes de finalizar la misión sagrada que se había impuesto. Abandonó su lugar en la milicia tras descubrir una verdad oscura y temible. Poco antes de caer presa de los No Muertos, buscó a alguien que continuara su legado y no dejara que esa verdad quedase olvidada. Y nosotros como medio de comunicación libre somos los más indicados para ello.

Comenzamos aquí una serie de artículos basados en información completamente verídica con datos nunca antes conocidos sobre el paso por la Historia de diferentes personajes de gran relevancia.


Iniciamos hoy la serie...

HIZTORIAZ DE LA HIZTORIA #1


Nuestro primer dossier está dedicado a una de las figuras más controvertidas de la historia. Uno de los personajes más conocidos de la historia de Francia y de Europa. Un general que paso a paso, logro subir escalones hasta convertirse en Emperador.
Todo el mundo sabe, o cree saber, lo que ocurrió con Napoleón Bonaparte cuando cayó en desgracia y murió, tras rebelarse por última vez, en la isla de Santa Elena el 5 de mayo de 1821. Allí, murió supuestamente por una enfermedad que bien pudo ser provocada por sus enemigos.  


Sin embargo, lo que es más oscuro no es este episodio, sino lo que ocurrió unos meses antes cuando, habiendo dejado todo atado, se vio obligado a huir de su autoexilio en Elba en Febrero de 1815 para hacerse una vez más con París.
¿Cómo se explica que, cuando Luis XVIII mandó al ejército, con el Mariscal Michel Ney a la cabeza, contra Napoleón, este solo tuviera que decir cuatro palabras y todos los soldados se volvieran mágicamente de su lado? La historia oficial habla de que él, valiente como nadie, se bajó del caballo y se enfrentó directamente a ese regimiento y les dijo “Soldados del Quinto, ustedes me reconocen. Si algún hombre quiere disparar sobre su Emperador, puede hacerlo ahora”, a lo que ellos respondieron “Vive, L'Empereur!”. Sorprendente, sin duda.

Muchos autores aseguran que Napoleón fue un gran general, un caudillo como ninguno, que no solo vencía en la lid sino que, además sabía ganarse a sus soldados. Se atribuye a él una frase que dice que el camino a sus soldados estaba en la comida. Con los datos que hemos obtenido podemos refutar esas teorías y asegurar que esa frase es más literal de lo que pueda parecer. No dudamos de su carisma, pues no somos historiadores, pero sí podemos asegurar que las herramientas de “L'Empereur” eran menos limpias de lo que se pensaba.

No sé cómo se tomaría el mundo moderno si esta información la desvelásemos en un momento anterior a esta hecatombe en la que vivimos. Si siguiéramos atados a nuestros ordenadores y televisiones, posiblemente pasaría sin pena ni gloria, pero, afortunadamente, la situación no es tal y los pocos humanos cuyo cerebro aun está atado al resto de su cuerpo, sé que aceptarán esta información como lo que es: la realidad, fruto del estudio de muchos años que unos héroes anónimos realizaron y otros héroes intentaron proteger. Hoy somos nosotros los que continuamos esa cadena.


No quiero dar más vueltas y voy a ir al grano, intentando demostrar lo mejor posible esta información. Quiero dejar claro que nuestra fuente es digna de confianza, obtuvimos estos dossiers de la manera que ya os hemos explicado y tras un estudio pormenorizado de todos los datos hemos decidido escribir sobre ello.
Battle at "Snake Gully" in 1802
Pasemos de nuevo a los hechos descubiertos, basados todos ellos en una investigación hecha por mentes preclaras. Cuando niño, Napoleón ya destacó en matemáticas y puede asegurarse que no se le darían mal otras ciencias, que en el futuro, como descubriremos, le vendrían muy bien. Saltemos en el tiempo y vayamos al momento en que Napoleón obtiene unos conocimientos que se escapan de lo común. Para ello debemos desplazarnos a Haití, en plena época colonial.
La Revolución Francesa de 1789 tuvo un fuerte impacto en la sociedad haitiana, donde se instaló una importante colonia francesa. Los cambios derivados de la Ilustración y las luchas políticas llegaron a esta pequeña isla de América Latina. El deseo de libertad germinó allí y distintos enfrentamientos llevaron a la abolición de la esclavitud en 1792. Aprovechando un momento de debilidad, españoles e ingleses quisieron hincarle el diente a Saint-Domingue -el nombre que recibía la isla en esa época- para quitarle fuerza a Francia. España convenció a los soldados negros de luchar de su lado, prometiéndoles la libertad. Los franceses perdieron en muchos frentes, tanto contra los británicos como contra los españoles.
En 1794, un libertador haitiano, Toussaint L'Ouverture se pasó al bando francés venciendo a sus antiguos aliados en varias ciudades. No solo eso, sino que, además, les entregó piezas de la información nativa haitiana. Les habló del secreto de su fuerza: la magia vudú. Los franceses tomaron buena nota de esta información antes de que Toussaint se volviera contra ellos. Y Napoleón también.
En 1802, ya como cónsul, Napoleón envió a su cuñado, el general brigada Chales-Victor-Emmanuel Leclerc, al mando de 24.000 hombres para recuperar Saint-Domingue. Su objetivo, se dice, era lograr un imperio colonial en América Latina, emponderarse de cara a Francia y al Mundo, pues su objetivo sería en 1804 coronarse Emperador. Pero tenía un segundo objetivo que le ayudaría a lograr su meta final. Quería investigar de primera mano la magia vudú, los houngan, los loas y sus zombies... En mayo, tras meses de lucha Toussaint se rinde y lo revela todo.
A pesar de ello, la guerra duró hasta el 4 de diciembre, cuando Francia capitula tras la Batalla de Vertierres.

A pesar de esa derrota y la declaración de independencia, Napoleón se fortaleció gracias a todos los conocimientos adquiridos durante esa guerra, la investigación realizada sobre el vudú y sus métodos. En 1804 se corona Emperador y utilizará sus nuevos poderes para seguir aumentando su poderío en Europa.

JNL (Jean-noël Lafargue)
Y esto nos lleva de nuevo a ese suceso de 1815. ¿No parece más creíble la historia del Quinto Regimiento? ¿No parece consecuencia del vudú esa obediencia ciega que demostraron sus soldados? Pues ya se sabe la verdad y pongo la mano en el fuego sobre que este hecho fue, sin duda, lo que llevó a Napoleón a alzarse con el poder y a volver a París, una vez ya derrotado. Quedan mil dudas, como ¿por qué fue vencido si tenía su propio ejército de zombies? ¿Se rebeló el loa que usaba para controlarlos? ¿Cuál de estos semidioses era su conexión con el ejército? ¿Había algún bokor haitiano que quería vengarse y le envenenó en Santa Elena? Hay cosas que quizás no sepamos nunca, pero hoy, al menos, estamos un poco más cerca de la verdad.  

--
El Bunker
Los lunes de 17.30 a 19.00 en Radio Ritmo Getafe y siempre en el podcast.