15 mar. 2016

Pokémon: 20 años capturando Pokémon

20 años capturando Pokémon


“Hola a todos, me llamo Ángel García, tengo 25 años y juego Pokémon...”

La nostalgia es una herramienta poderosa. Te puede hacer volver al pueblo de tu nacimiento, se llame o no Pueblo Paleta, te puede hacer recuperar viejos contactos, o puede hacer que te gastes el dinero en cosas que no necesitas (¡o que incluso ya tienes!). También sirve para reivindicar cosas del pasado que parecían olvidadas, pero que no solo marcaron una generación, sino que han envejecido estupendamente.
Este último es el caso de Pokémon. Al menos la primera generación de la que se cumplen 20 años y que Nintendo ha celebrado con la reedición de las ediciones Azul, Rojo y Amarillo el pasado 27 de febrero.


El 27 de febrero de 1996, llegaban Pokémon Edición Roja y Pokémon Edición Verde a Japón. Pero no fue hasta 1999 que estos juegos alcanzaran el Viejo Continente. Aunque con un cambio curioso: nosotros nunca conocimos la Edición Verde, que llego como Edición Azul. Al año siguiente, debido al gran éxito de la serie de televisión, llega el juego más fiel a la misma: Pokémon Edición Amarilla: Edición Especial Pikachu. En el año 2001, con el nacimiento de la Game Boy Color llega la Segunda Generación, estrenada con Pokémon Oro y Plata.


Aunque resulte una obviedad, Pokémon no es solo un videojuego. Desde su nacimiento a mediados de los 90, floreció rápidamente como una franquicia comercial que intentó abarcar todos los palos. Un año después de su lanzamiento, se estrenó la serie de animación. El mismo año que los monstruos de bolsillo comenzaban su andadura por Europa, el famoso Super Smash Bros incluía ya personajes de la franquicia.
En el año 2000, solo 4 años después ocurren dos eventos importantes para el devenir de la saga. En primer lugar, nace el Juego de Cartas Coleccionables (JCC) que reinterpretaba las batallas Pokémon fuera de la pantalla. Pero el segundo y más importante de todo es que se estrena el primer largometraje de animación de Pokémon, Mewto vs Mew, comenzando una tradición que aún continua.
A partir de este momento, la “invasión Pokémon” es una realidad. La franquicia crece con videojuegos diferentes, como el Pokémon Snap que consistía en capturar a los Pokémon, pero con fotos (y que tuvo su propio anuncio/referencia en la serie) o el Pokémon Stadium, primera aparición de los personajes en 3D para Nintendo 64. El Pokémon Pinball (con vibración) comenzó una nueva y estrafalaria tradición al mezclar los personajes con juegos sencillos, como ya se hacía con Mario.

Una decisión trascendental...¿Será Squirtle, Charmander o Bulbasaur?
En este pequeño artículo nos hemos propuesto homenajear tanto a aquellos jugadores que eligieron por primera vez a su Pokémon hace 20 años -¿os acordáis de cuál fue?-, como al juego en sí mismo, que ha marcado la vida de muchos.
Mucho hemos cambiado desde entonces. Hemos crecido -algunos más que otros-, hemos cambiado de consolas, hemos dejado atrás a los amigos de por aquél entonces, pero el recuerdo permanece, quizás no imperturbable, pero sí grabado. Horas muertas en las salas de espera, de viaje, durante las siestas... intentando quizás no ser el mejor entrenador, pero sí vencer y pasárselo bien con la, para muchos, primera consola.


Esa Game Boy -Game Boy Color, en mi caso- siempre guardada en su mochilita y ese único cartucho al principio, que acompañaban al joven entrenador allá por donde iba. Una familia, la Pokémon, que fue creciendo y aumentando con él.
¿Quién no se conectó con sus amigos con el cable link para pelear y cambiar Pokémon? ¿Quién no se llevó a los recreos la consola para tratar de clonar a ese bicho escurridizo y así completar su Pokédex? Algunos, incluso llegamos a replicar la serie de televisión como un juego en la calle, como si no tuviéramos suficiente con las horas de maquinita. Una maquinita a la que le fueron apéndices. Que si una lamparita por aquí, una lupa con luz por allá, un cargador con más pilas... Y que ahora, años después, permanece en su bolsa o en una caja esperando ser rescatadas por su antiguo propietario, dispuesta a darle horas de diversión. Si se la deja.

Ahora jugamos en emulador..
Esa Primera Generación, la mejor para muchos, será recordada por dar a la vida a unas criaturas especiales, diferentes de todo lo visto hasta el momento tanto en videojuegos como en televisión. También por ser el primer juego de toda una generación de gamers que podemos mirar la vista atrás y ver la evolución de las consolas y de Pokémon junto con nuestro propio crecimiento. Algunos no jugamos a la NES o la SEGA Saturn, pero ni falta que nos hace, pues vivimos -lo podemos saber hoy- un momento espectacular de la historia de los videojuegos: el nacimiento de una saga que aún perdura, quizás menos difícil, quizás con una mejora visual evidente, pero que, en el fondo, siempre tendrá un lugar en nuestros corazones y en la Historia de los Videojuegos.

Ángel García Ropero
--
El Bunker Z
Los lunes de 17:00 a 19:00 en ECOLeganés y siempre en el podcast. Cosas que molan en La Trastienda Z