17 may. 2016

Fuegos Fatuos 02: Proyectos muy personales I


Buenas de nuevo,
Regresa la sección de Fuegos Fatuos con energías renovadas y dispuesto a sorprender con nuevos contenidos. El título de la misma no ayuda a haceros una idea de lo que voy a tratar en ella pero pronto descubriréis a que me refiero.
Antes de meternos de lleno, tengo que anunciar el ganador (en esta ocasión ganadora) del ejemplar de la primera entrega de La Biblia de los Caídos Carmen Flores Mateo @KrmnFlowers. En breve me pondré en contacto contigo para hacerte llegar el libro.
Ahora sí, centrémonos de lleno en esta nueva entrega de la sección. Con proyectos muy personales me refiero a sagas u obras que, o se salen un poco de lo que nos esperamos encontrar de un escritor o un proyecto que nace con una identidad propia, fuerte. En ambos casos, quiero rescatar cierto proyectos que no tuvieron la repercusión que se merecían y que los gocé de sobremanera.

https://www.amazon.es/Quinox-oscuro-Volumen-Carlos-Moreno/dp/1478188251

El primero de ellos es Quinox de Carlos Moreno Martín. ¿Cómo llegué a esta obra?, en uno de mis viajes sin destino claro por esa inmensa plataforma que es Amazon, acabé topando con una obra que me llamó mucho la atención. Era una serie de novelas cortas, o relatos largos no se bien definirlos, que trataban el tema superheróico. De su autor no había oído hablar y me hice con las primeras entregas para ver qué se escondía tras Quinox. He de reconoceros que me enganché desde el primer momento auqnue me supo a poco y seguí conociendo más sobre este autor. Aprovechando este artículo, le propuse una pequeña entrevista ilustrativa que aquí os dejo:


Josema: ¿Quién es Carlos Moreno Martín? ¿Cómo llegas al oficio de escritor? ¿cuál fue tu primer paso en este mundillo literario?
Carlos: Llegué a escribir como creo que llega todo el mundo, a través de la lectura y las ganas de vivir aventuras propias. Al fin y al cabo, escribir una historia es eso: vivir una aventura. De pequeño leía mucho, muchísimo, y siempre llegaba el momento en el que se me acababan los libros. Como tenía que ir a la biblioteca a por otro y a veces no podía o no tenía ganas de ir, comencé a escribir yo mis propias historias. Una de las primeras fue un fan fic (aunque por entonces no sabía que se llamaba así) de He-Man. También recuerdo otra en la que una nave extraterrestre aparecía encima de mi casa y se llevaba a mi familia.
Josema: Aunque en este análisis se va a centrar más en Quinox, ¿que otras obras te podemos leer? ¿Algún género que no hayas probado aun? ¿Lo harás?
Carlos Moreno Martín
Carlos: Tengo publicadas otras cuatro novelas de distinto género. Por un lado está El orbe del caos, que es la primera novela que empecé a escribir en serio.Fantasía épica en plan El señor de los anillos. La versión que está publicada está corregida. También está La cabeza de la serpiente, una historia de aventuras espaciales que es mi propio homenaje a Star Wars. Habitación fantasma, el misterio de la casa número 10 es una novela de terror y fantasmas. Y por último está Riverside Falls que es una mezcla entre terror y ciencia ficción. En cuanto a géneros que no haya probado y que me gustaría probar está la novela romántica al estilo de las comedias románticas americanas. De hecho empecé una hace unos años pero la dejé aparcada. Es muy difícil hacer reír. Seguro que algún día la retomaré.
Josema: Centrándonos en Quinox, y más en sus inicios, ¿qué te inspiró para iniciar este proyecto? ¿cómo lo denominarías: Novela comiquera, cómic narrativo,...?
Carlos: Me inspiraron los cómics como no podía ser de otra manera. Creo que el cómic de superhéroes tiene un tipo de narración muy interesante que puede extrapolarse a otros medios. Lo estamos viendo ahora con el cine. Yo quería hacer lo mismo que hacían los de Marvel pero a mi estilo. En formato novela. ¿Y cómo la denominaría? Pues no sé... ¿novela superheroica?
Josema: Con las distintas entregas, has diversificado las novelas, ampliando el mundo de Quinox. ¿Era tu idea inicial? ¿cómo surgió?
Carlos: Sí, en el mismo momento en el que empecé a escribir la primera versión de Quinox supe que quería poblar ese mundo de superhéroes. De ahí el final de la primera trilogía, la que lo comienza todo. Esa primera versión está también disponible en Amazon con el nombre de Saga Quinox: La historia que inspiró la saga. Luego la reescribí, cambiándolo prácticamente todo excepto el final, llegando a la versión "oficial".
Josema: Defínenos qué nos podemos encontrar dentro de Universo Quinox
Carlos: Una meta historia que que abarca todas las series y que se va desarrollando a través de los ojos de los distintos protagonistas. Pero no quería quedarme solo en superheroes, por eso cada serie es distinta a las demás. Quinox es más de acción y peleas épicas, Cadena Plateada se centra más en las relaciones personales del personajes; Desde el infierno es thriller policiaco de terror (o algo así) y Cazadores del inframundo es más de aventuras al estilo Indiana Jones.
Josema: ¿Amazon? ¿Google Play? ¿Dónde podemos encontrarte?
Carlos: Por ahora solo en Amazon, excepto Habitación fantasma que también está en Google Play.
Josema: ¿Siempre autoedición? ¿Te has planteando la edición tradicional?
Carlos: Por ahora solo autoedición, al menos con el Universo Quinox. Lo empecé autoeditado en Amazon y lo acabaré así. Además, he tenido ciertas experiencias con el mundo editorial y por ahora estoy bien así. En un futuro y con una novela independiente... ¿quién sabe? Tampoco le cierro puertas.
Josema: Y ya para finalizar, ¿cuáles son tus futuros proyectos?
Carlos: Mi prioridad es terminar el Universo Quinox, a la cual le quedan tres novelas, y las otras dos sagas que tengo pendientes: El orbe del caos y Crónica galáctica. Posiblemente vaya alternando entre uno y otro hasta acabarlas. Y después... pues no lo sé. Tengo muchas historias en la recamara. Puede ser alguna de ellas u otra nueva, a saber.


El otro proyecto que os quiero traer es de un escritor que tal vez conozcáis algo más, Sergio R. Alarte. Este autor pubñicó "El Yelmo del Caballero" con la exista editorial Grupo AJEC. Se trata de una obra de fantasía épica con un mundo creado por el propio autor, extensa y con un regusto a todas esas historias de fantasía que tanto me gustan. Tras esta primera obra, se lanzó a una de conte más aventurero, juvenil, con unos toques de ciencia ficción y con una clara reivindicación a todas las artes creativas. Esta vez fue de la mano de Alupa Editorial. En "Tormentas de Verano" podremos pasearnos por Salamanca y descubrir que se esconden en sus calles. Aun viendo la versatilidad del autor, me sorprendió el proyecto en el que se embarcó, sin red, asumiendo todos los costes y riesgos de autoeditar. Así nació "Butterfly", un space opera gamberro y entretenido, lleno de guiños y giros. 
Aquí os dejo también una entrevista que se ha realizado para la ocasión:

Josema:¿Quién es Sergio R. Alarte? ¿Cómo llegas al oficio de escritor? ¿cuál fue tu primer paso en este mundillo literario? 
Sergio: Es una persona muy normal, que un día decidió que quería ser escritor y se metió en esto siguiendo la llamada de las letras y sin pensarlo demasiado. Mi primer paso fue como te digo casi inconsciente, empecé a escribir poemas en la universidad donde me junté con otros compañeros atacados de fiebre literaria, creo que era mi segundo año de filología. Entonces creamos el Grupo Poétiko Laura y el Perro de Ábalos, y estuvimos cinco o seis años dando recitales con poesía propia y ajena en institutos, cafeterías, jardines e incluso salones de actos de las universidades.
Josema: Siempre has estado relacionado de algún modo con el mundo literario, corrector, reseñador, escritor... ¿llegar a ser editor es es último paso? Hay algún perfil dentro del gremio que no hayas tocado aun?
Sergio: Es cierto, pero lo que ahora parece que lo haga desde siempre en realidad ha sido un proceso. Primero fui escritor en ciernes, años después, terminada la carrera y al poco de que me publicaran "El yelmo del caballero", yo ya trabajaba como corrector profesional por cuenta ajena. La crisis dio al traste con la editorial que me tenía contratado y entonces fue, con algunos trabajos muggle de por medio, cuando Carmen y yo decidimos montar nuestra propia editorial, y así nació Kelonia. Sí que hay palos del gremio que tengo sin tocar y que prefiero dejar así: maquetar, por ejemplo, es algo de lo que se ocupa Carmen. También los trabajos de community manager, RRSS y demás, son exclusivos de ella y yo solo echo una mano cuando es necesario con esto.
Sergio R. Alarte
Josema: Tras una primera novela de fantasía más heróica, descriptiva, pausada donde creas un universo propio rico e inmenso, te embarcas en una obra más juvenil como puede ser Tormentas de Verano. ¿Cómo fue ese salto? ¿qué destacarías de ambas experiencias?
Sergio: Aunque en el momento pudo parecer un gran salto, la realidad es que las propias circunstancias me llevaron a ello. "El yelmo del caballero" funcionó fenomenal en ventas y críticas, sin embargo la editorial que lo había publicado también cayó víctima de la crisis y además nos dejó a todos tirados, desapareciendo el editor del mapa. Aquello supuso un varapalo duro, y tuvo gran parte de culpa en que decidiese aparcar la fantasía épica por una temporada. Pero también creo que tenía algo que decir con "Tormentas de verano", algo muy importante que de otra forma no habría salido a relucir, dentro de una novela contemporánea que bebe del arte y tiene también su parte de reivindicación social, siempre con esa frescura del género de aventuras que tanto me cautiva.
Josema: Tras ello, te vuelves un poco más loco y decides lanzarte con este proyecto a cinco entregas, Butterfly. ¿cómo surgió la idea? ¿Y la inclusión de David Puertas? ¿Qué tal os habéis compenetrado durante la duración del proyecto?
Sergio: Surgió como un relato sin más pretensiones. Después vi que podía dar más de sí, y me decidí a poner en práctica un "experimento" que consistía en recuperar la novela por entregas, al estilo de los decimonónicos y los autores del pulp americano. Pensé que podía ser un formato adecuado para los tiempos que corren, para leer cuando no se dispone de muchas horas. En Buttefly vi el género adecuado, la space opera, y pronto comprobé que la historia que necesitaba contar encajaba a la perfección en ese formato. Para David Puertas solo tengo buenas palabras, excelente persona y artista al que durante el viaje de cerca de dos años que fue Buttefly siempre fue una bendición tener en el asiento del copiloto. Nos entendemos muy bien, ya habíamos trabajado juntos antes en el Yelmo, donde él había colaborado ilustrando dos personajes importantes de la novela. Sin embargo esto fue mucho más intensivo, cinco ilustraciones a página completa por entrega, que dan un total de 25 ilustraciones (se dice pronto), y he quedado encantado con los resultados.
Josema: A decir verdad, me pareció curioso leerte un lenguaje tan gamberro, picante,... ¿qué querías hacer en Butterfly? ¿Es tu proyecto más personal, más para ti mismo?
Sergio: Creo que sí, aunque es difícil asegurarlo al cien por cien, porque una novela siempre es algo muy personal de un autor, excepto si te toca escribir por encargo algo que no te atraiga, pero esto a mí todavía no me ha pasado (en novela), aunque sí que he tenido que hacerlo alguna vez en artículos o reseñas; sin embargo siempre acabo disfrutando de lo que escribo, por el mismo hecho de hacerlo.
Ilustración de Butterfly (David Puertas)
Es cierto que el lenguaje de Butterfly es más directo, más canalla, pero es que ¡también lo son sus personajes! No quería quedarme en los límites estilísticos de la ciencia ficción más clásica, cuyo exponente más claro es don Isaac Asimov. Así que bebí de otras fuentes, cuyo ejemplo más claro podría ser el "Bill, Héroe galáctico" de Harry Harrison. Sin llegar a caer en la sátira permanente, a la cual tengo un respeto tan inmenso como a la cifi clásica, sí quería dotar de frescura a mi historia de space opera. Es cierto que dentro de Butterfly todo empieza con aventuras, adrenalina y buenas dosis de humor, pero hacia la mitad podemos ver como la trama va girando y todo se da la vuelta, para entrar a ver lo que hay tras bambalinas y descubrirse el drama, la ciencia ficción pura, con los grandes momentos de tragicomedia y épica que en mi opinión, toda obra de aventuras debe poseer.
Josema: Tras todos esos meses con Butterfly, recibiendo los comentarios de los lectores que ansiábamos conseguir la siguiente entrega, ¿cómo viviste esos momentos?
Sergio: Fue bonito ver que la novela conectaba con la gente que se acercaba a ella de una forma tan íntima, hasta el punto de que en ciertos momentos también me sentí algo presionado para terminar la siguiente entrega, más teniendo en cuenta que después debía pasar por las manos de Puertas para que ilustrase. Y no solo eso, sino que además había que revisar y corregir en poco tiempo, a lo que me ayudó mucho el propio Puertas como lector beta, además de Joan Català que me sirvió como asesor científico para no meter la pata con temas siderales. Yo como lector de cifi ya tenía una buena base, pero a veces eso no es suficiente y me vino de perlas su ayuda como doctor en Física. Después también me ayudaron Voro Luzzy, Montse N. Ríos, Andrea Peña y Vanesa Medina, leyendo antes de ir a imprenta las entregas y el integral, ya que para esa edición le dimos otra vuelta a todo el texto. Debo decir que en la Edición Integral está Butterfly ya como para mí debe ser, corregimos erratas y algún error que por entregas se nos había escapado por los malditos plazos. Y quiero reivindicar una vez más la importancia de vosotros, los lectores, los pasajeros de la corbeta más canalla de las galaxias, porque fuisteis una parte vital, con vuestros ánimos y ganas de leer una entrega más, para que la nave llegase a puerto con la soltura que lo ha hecho.
Josema: Se ha hecho una reedición con las cinco entregas de Butterfly, ¿es un punto final? ¿regresarás a ese mundo? Si no es así, ¿volverás a desmelenarte con algún proyecto igual de gamberro?
Sergio: Nunca se sabe, yo no me cierro jamás a volver a mis mundos creados si la motivación es buena. Así ha pasado de hecho con el Yelmo, publicado hace cinco o seis años y por cuyos andurriales ahora he vuelto, y estoy desarrollando una saga de fantasía épica a partir de aquella novela. Podría suceder igual con Butterfly. En el otro sentido, sí, tengo un proyecto igual de gamberro en la recámara, que no sería Butterfly pero sí tiene un ADN bastante parecido y peculiar.
Josema: Grupo Ajec, Alupa Editorial,... y con Butterfly arriesgaste con Kelonia Personal. ¿Cómo fue esa decisión?
Sergio: Creo que fue la más lógica. En aquel momento yo aún no tenía agente, y mover una publicación por entregas que aún no tenía terminada por editoriales iba a ser harto complicado. Más siendo una obra de género, donde las editoriales no suelen apostar por autores patrios, y aún más al ser space opera. Si vas a cualquier librería, ¿cuántas obras de space opera puedes encontrar? Pocas, pongo la mano en el fuego, muy pocas si comparas con otros géneros. ¿Y si además buscas de un autor español? Te aseguro que las podrás contar con los dedos de una mano. Así que como yo era consciente de la Butterfly era rara avis dentro del mundo editorial español, y Carmen tuvo parte de culpa en que decidiera continuar aquel relato que narraba la huida de cinco prófugos en una nave de contrabando, me decidí por Kelonia Personal.
Josema: De todos los roles que experimentas en el mundillo literario: lector, escritor, editor, corrector... ¿Con cuál disfrutas más?
Sergio: El de escritor. Sin dudarlo. Después el de lector, que es irregular porque depende mucho del libro que caiga en tus manos. Ser editor y corrector no deja de ser trabajo puramente, aunque sea un trabajo que me apasiona por momentos, sucede lo mismo que cuando uno lee: algunos los disfrutas como un enano (se me ocurre ahora mismo todo el proceso de edición y corrección de la obra de Richard Matheson "Otros Reinos", que fue tan arduo como complaciente), sin embargo otros son solo trabajo, y a veces muy farragoso, pero igual hay que hacerlo y hacerlo profesionalmente.
Josema: Y ya para finalizar, ¿cuáles son tus futuros proyectos?
Sergio: Ahora mismo terminar la saga de fantasía que empecé hace un lustro. Por otro lado MJR Agencia Literaria, mi representante, está moviendo una novela de urban fantasy que fue la última que terminé, esperamos que la podáis leer en un tiempo no muy lejano. Y en el tintero guardo una gran cantidad de ideas, e incluso novelas empezadas, para las que aún no he encontrado tiempo material, pero que espero que acabarán por ver la luz. Una distopía, una novela contemporánea, e incluso una con tintes de histórica. Me gusta cambiar de registro y de géneros, como tú ya sabes, desempolvar nuevas voces dentro los libros cada vez que tengo la ocasión es para mí un reencuentro con esta hermosa, y a veces tan difícil por muchas de las cosas que la rodean, pasión de escribir. Gracias por la entrevista, navegante Josema, ha sido para mí un placer reencontrarme contigo en la Butterfly a medio camino entre la Vía Láctea y el Cinturón de Ulises.

Josema Beza, administrador de Los Octaedriles
--
El Bunker Z
Los lunes de 17:00 a 19:00 en ECOLeganés y siempre en el podcast. Cosas que molan en La Trastienda Z