16 jul. 2016

Descubre Pokémon Go: el videojuego que saca a la gente a la calle


Me gusta Pokémon, ¿a quién no? Y ahora que se ha lanzado Pokémon GO, tenemos un motivo para levantar nuestro perezoso culo y salir de casa a buscar a los 150 pokemon originales. Pero antes de nada empezaré por el principio. Pokémon Go oficialmente salió ayer, 15 de Julio de 2016, aunque algunos ya han aprovechado para jugar antes de tiempo. Es una app de Nintendo desarrollado por Niantic, Inc. Este juego no lo vais a encontrar en la DS o la Wii U, sino en los dispositivos móviles, sí, esa cosa que usáis para hablar con los amigos.




El funcionamiento es muy sencillo: te identificas, personalizas tu avatar (¿eres un chico o una chica?) te pones un nombre y listo, ya puedes saltar al emocionante mundo a través de un GPS. No es un chiste, aunque lo parece, el juego es así. La mecánica es muy simple, tienes que moverte a través de tu ciudad o donde te encuentres, mientras vas buscando pokemon. Estos aparecerán en tu pantalla y tendrás que pulsar sobre ellos si quieres capturarlos, es entonces cuando salta la fase de captura en la que tendrás que lanzar pokeballs sobre ellos para capturarlos. Es posible que falles mucho y que tengas que gastar una decena, pero no pasa nada porque para eso están las pokeparadas que te proporcionaran pokeballs y todo lo que un entrenador necesite. Estas están repartidas en puntos aleatorios de la ciudad como una estatua, un local con cierta reputación o el chino que hay al torcer la esquina.


Pero no basta con capturar un pokemon para presumir, hace falta entrenarlo y para ello hay que capturar pokemon de la misma especie. Dicho rápido y mal, si tienes un Pidgey y quieres evolucionarlo a Pidgeotto o hacerlo más fuerte, necesitas capturar más Pidgey. Esta mecánica está basada en dos elementos que obtienes al capturar, el primero es el Polvoestelar, que se usa sobre todos los pokemon, y el segundo, los caramelos. Cada pokemon al capturarlo te ofrece un numero de cada elemento, de tal forma que, si por cada Pidgey te dan 3 caramelos, necesitas capturar 4 Pidgeys para evolucionarlo. De esta forma se aseguran que vas a perder tiempo buscando una horda de pokemon idénticos para fortalecer uno.


Pero el fortalecerlos y evolucionarlos no es solo por postureo, en el mapa hay representados unas figuras que destacan por encima de cualquier cosa: los gimnasios. En ellos puedes competir contra un entrenador que domina el mismo, para hacerte con la victoria. No es un combate como antaño en la Game Boy, el combate es casi automático y deja mucho a la imaginación la primera vez.
Pero aun siendo tan inmersivo, el juego presenta una serie de problemas. Parto de la idea de ir mirando el móvil mientras estas caminando, no es adecuado pero la gente lo hace de todas formas. Ahora con Pokémon Go la historia continúa, y hay que tener mucho cuidado cruzando semáforos o mirar de frente por si hay algo o alguien con quien darse un golpe.
También me preocupa el problema de la batería, que vale que no es un problema, pero el consumo que hace es impresionante. En dos horas mi móvil perdió el 80% de la carga usando solo la aplicación (y los datos y el GPS porque son necesarios).
El consumo de datos no es que sea un problema en sí, pero puede ser un impedimento, ya que muchos jugadores pueden ser gente joven que todavía no tiene tarifas de datos, o simplemente no te quedan. Así que el más ingenioso se acercará a una zona de wifi gratis o se subirá a un autobús a capturar pokemon.


En verdad me encanta este juego. Por una parte, me hace recordar esos gloriosos días jugando sin parar con la Game Boy, apurando los últimos minutos antes de irme a dormir o cuando iba de camino al colegio. Esa emoción al lanzar una pokeball sin saber si capturaría a un pokemon o se escaparía. También tengo otra sensación, es la de sentir cómo algo digital está vivo, por la ciudad. Vale que solo lo veo yo a través del móvil, pero es como si los pokemon vivieran en la ciudad, como un elemento más.
Aun con sus problemas el juego puede disfrutarse, es divertido salir un rato y capturar unos cuantos pokemon y ver si eres capaz de retar a un gimnasio. Y me gustaría ver a dónde apunta Nintendo, porque me gustaría jugar a una versión más completa de este juego, pudiendo capturar pokemon y tener combates. Quizá esto sea un punto de inicio de algo o una mera aplicación de móvil, pero nadie puede negar que la idea ha triunfado.

Alberto Gomez Cano
@batberto
--
El Bunker Z
Los lunes de 17:00 a 19:00 en ECOLeganés y siempre en el podcast. Cosas que molan en La Trastienda Z