6 jul. 2016

Videojuegos desde un Bunker: Dragon Ball en los videojuegos: una aventura personal


Dragon Ball es para mí un referente de la infancia en los 90, y puede que tú también fueras de los que veía la serie de televisión, o de los que iban a los quioscos a comprar el cómic, porque en aquellos tiempos era cómic y no manga. Puede que para mí ya solo sea un recuerdo muy agradable al que vuelvo muy de vez en cuando. Sin embargo, su legado perdura y mucha gente lo sigue teniendo en cuenta tanto como para ver las series de dibujos o para jugar sus videojuegos.
No voy a ser un pesado citando todos los videojuegos de Dragon Ball, principalmente porque no los he jugado todos, pero sí conservo ciertos recuerdos tanto dulces como amargos. Hay juegos magníficos y otros que fueron un fracaso. Pero como uno aprende en su camino, todo depende de la perspectiva.


Mi primera consola en cierto modo fue la PlayStation y también, dicho mal y pronto, el primer juego que tuve fue Dragon Ball GT Final Bout, que salió en 1997 y, si no fuera porque solo tenía dos juegos, podría haber dicho que era muy malo. Para que os hagáis una idea, este juego fue el primero con gráficos 3D, tenía 10 personajes iniciales y 7 desbloqueables a través del modo historia, la cual abarcaba desde Dragon Ball Z hasta la mitad de Dragon Ball GT (la Saga de Baby). En comparación a otros juegos del estilo como Tekken, me atrevo a decir que era muy lento y tosco y los escenarios eran descampados sin ningún valor estético, pero todo esto lo tengo en cuenta ahora porque en aquel entonces no paraba de jugar. Como curiosidad cabe mencionar que había un personaje oculto: Goku en Super Saiyajin 4, que solo era posible desbloquear si te derrotabas al jefe final, Baby Vegeta en forma Ozaru, sin recibir más de dos golpes.

Dragon Ball GT Final Bout
Con el paso del tiempo mi gusto no se refinó en absoluto y fue a caer en mis manos otro juego que me dejó bastante seco, no solo por su jugabilidad sino porque me lo hice en un fin de semana. Estoy hablando de Dragon Ball Z: El legado de Goku. Este título salió para Game Boy Advance y me arrepiento porque lo elegí por encima de Golden Sun (sí, soy idiota). El juego apostaba por un RPG bastante limitado en el que únicamente controlábamos a Goku desde la llegada de Raditz a la tierra, hasta la batalla final contra Freezer en Namek. El juego presentaba cierto nivel de dificultad en las peleas, haciéndolas muy difíciles de librar a corta distancia, tanto es así que era preferible disparar los clásicos Kame-Hame-Ha a diestro y siniestro para derrotar a los jefes finales. Tanto el combate, que es lo principal en un juego de este título, como la exploración, se encontraban muy limitadas y aunque la crítica fue dura, Atari obtuvo buenos resultados de ventas.

Dragon Ball: El legado de Goku
Pero mi experiencia con Dragon Ball en los videojuegos no es mala del todo. Hubo un tercer contacto y en mi opinión el mejor de todos, aunque el nivel no estaba muy alto.  En noviembre de 2006 salió a la venta Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2 que, como supondréis, es la segunda parte de la saga de videojuegos Budokai Tenkaichi. El juego abarca desde Dragon Ball Z hasta el final de Dragon Ball GT, incluyendo el en modo historia las películas que hay entre ambas series. El juego es del género de peleas, y hay que admitir que es el mejor hasta esa fecha, con modelados 3D en los personajes y escenarios llenos de decorados que podías destruir. La sensación de combate era tan fiel como en la serie, por no hablar de la larga lista de personajes que podías jugar: desde el propio Gokde niño, hasta el Dragón de una estrella Ih Shinron. Desde el punto de vista de muchos la saga Budokai Tenkaichi fue la más popular y la que más gustó al presentar un juego de lucha de Dragon Ball con una amplia variedad de personajes y buen sistema de combate.

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 2
A día de hoy podemos contar con casi 132 juegos de la franquicia, algunos de ellos exclusivos de Japón y de portátiles como Dragon Ball: Pilaf no Gyakushū de 1986. Pero desde entonces hasta ahora han pasado 30 años y los videojuegos han evolucionado al igual que las consolas. En aquel entonces cada juego era en sí una consola portátil mientras que ahora gozamos de una variedad de juegos muy amplia para cada plataforma. Sé que me he dejado muchos, pero no tendría mérito hablar, por ejemplo, del juego de la película Dragon Ball Evolution, ni tampoco hablar de juegos que no he llegado a probar.
A grandes rasgos, los videojuegos de Dragon Ball son fan service y, muy de vez en cuando, cumplen su objetivo. A día de hoy Dragon Ball Xenoverse es el juego de Dragon Ball que mueve a sus seguidores: la trama radica en la alteración de las historias originales de Dragon Ball Z y el jugador debe restaurar el tiempo.

¿Qué juegos de Dragon Ball consideras buenos? ¿Crees que se puede explorar otro género que no sea el de peleas?
Alberto Gomez Cano.
--
El Bunker Z
Los lunes de 17:00 a 19:00 en ECOLeganés y siempre en el podcast. Cosas que molan en La Trastienda Z